Sentimientos de Apatzingán por la Paz en el Congreso del Estado…

Nuestro director general, Ing. Leonardo González Tafolla, representó al equipo de Sentimientos de Apatzingán por la Paz para compartir con los diputados locales los avances que se han alcanzado con el proyecto de Reconstrucción del Tejido social en Apatzingán. Aun que apenas estamos empezando se ha logrado mucho y se espera lograr más. Les invitamos a leer la presentación que nuestro director hizo en el Congreso Local en Morelia.

Sentimientos de Apatzingán por la Paz en Congreso del Estado.

En Apatzingán aspiramos a liberarnos del miedo a la violencia y a tener la libertad de querer y de vivir con dignidad.

Muchas gracias señores diputados por querer conocer lo que estamos haciendo los ciudadanos para alcanzar nuestras aspiraciones de paz mediante la reconstrucción de nuestro tejido social.

Apatzingán se ha sumado al programa RTC de Jesuitas por la Paz desde finales del 2018. Lo hemos hecho firmemente convencidos que los ciudadanos debemos ser críticos activos corresponsables en la solución de la deficiente seguridad humana, que a todos nos afecta causando tanto dolor y daño.

Como todos sabemos, la violencia es un problema cultural que en la región de Apatzingán ha sido históricamente crónico, desde hace muchas décadas. Enzo Cusi, en su libro Memorias de un Colono, describe esta característica cultural predominante en la mayor parte de la población de tierra caliente desde finales del siglo XIX.

Sin embargo, esta violencia cultural ha alcanzado niveles de daño indescriptibles desde hace 25 años. Durante este lapso, la estrategia básica gubernamental ha sido combatir solo a la delincuencia mediante el uso de la fuerza pública. Pero el origen, la causa raíz de la delincuencia, que es la violencia cultural no se ha atendido. Consecuentemente, nuestra sociedad sigue siendo tierra fértil para la convivencia violenta. Lo preocupante es la pasiva expectación de la sociedad, que no se había corresponsabilizado con el problema.

Pero ha sido tiempo de que los ciudadanos despertemos y actuemos responsablemente.

De 2016 a 2018 investigadores académicos internacionales y nacionales y un grupo diverso de habitantes de Apatzingán construyeron la Agenda de Seguridad Humana de Apatzingán liderada por la Dra. Jenny Pearce de la London School of Economics.  

Esta Agenda hizo un diagnóstico de las situaciones que afectan a 7 componentes de la seguridad humana en Apatzingán: comunitaria, personal, económica, política, ambiental, alimentaria y de salud. Pero también generó 55 propuestas y recomendaciones para empezar a solucionarlas.

Para darle seguimiento e impulso a la Agenda, se fundó a principios del año pasado el Observatorio Regional de Seguridad Humana de Apatzingán. Sin embargo, nos encontramos con dos problemas: no hay claridad en cómo alcanzar la mayoría de las recomendaciones de seguridad humana, ni hay indicadores que nos permitan medirla objetivamente, salvo los recomendados por RTS.

Para hacer realidad la Agenda encontramos la metodología para la Reconstrucción del Tejido Social del Programa Jesuitas por la Paz en Tancítaro. Fue así como recurrimos a ellos, recibiendo un generoso apoyo. Se iniciaron dos acciones paralelas. El Programa de Reconstrucción del Tejido Social para Apatzingán y el Programa de estrategias pedagógicas del Buen Convivir en el Instituto del Valle de Apatzingán. Para desarrollar indicadores de seguridad humana, la Dra. Alexandra Abello de la London School está gestionando el patrocinio para un estudio de investigación.

El Programa de Reconstrucción del Tejido Social está impulsado por la organización Sentimientos de Apatzingán por la Paz, integrado por un equipo coordinador de ciudadanos, un consejo consultivo y comités vecinales.

El equipo coordinador está integrado por 22 personas representativas de los diversos sectores del municipio de Apatzingán. Recibimos un proceso de formación a través de un diplomado impartido por el CIAS de Tancítaro, que se concluyó en noviembre pasado.

En estos últimos meses hemos realizado eventos de sensibilización a la población que han despertado un gran interés por el programa. Se ha recibido un valioso apoyo del gobierno municipal y del obispado de Apatzingán.

Actualmente, estamos terminando de organizar los primeros 20 comités vecinales de reconstrucción del tejido social que recibirán capacitación este próximo 4 y 5 de marzo para iniciar en sus colonias la primera etapa del Programa del Buen Convivir: sensibilización.

El Programa de Educación para el Buen Convivir en el Instituto del Valle se está tomando como un programa en proceso de estandarización para impulsarlo en las escuelas de Apatzingán que muestren interés. Se aplica en todos los niveles educativos, desde preescolar hasta universidad.

35 profesores y directivos fueron capacitados por el CIAS de Cherán en las estrategias pedagógicas del programa en el verano.

Actualmente se ha implementado el 65% del programa. Los resultados han sido muy importantes al mejorarse en un 90% la calidad del ambiente escolar mediante la aceptación del buen convivir como cultura de paz; la reducción de las incidencias disciplinarias casi al 100%; la ya cercana total erradicación del acoso escolar (bullying); y el potenciamiento del espíritu de grupo y del orgullo de pertenencia.

Yo los invito, señores diputados, a reflexionar sobre las raíces de la violencia y, en su momento, impulsar todo aquello que pueda contribuir al cambio cultural que nos permita a los michoacanos alcanzar una vida en la que impere la confianza, el buen convivir, el bienestar, la dignidad y la paz.

Leonardo Gonzalez Tafolla

Coordinador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *